Las invitaciones de boda es un producto que los amigos y familiares esperan recibir para saber si están invitados al evento oficialmente.

Una vez hayan recibido la invitación ellos también comienzan con los preparativos, ellas con la búsqueda del vestido, complementos, peinados… que variarán según el lugar de celebración y de la temática. Además  si residen lejos de donde va a ser el evento también deberán comenzar con la búsqueda de un alojamiento y del viaje.

Con lo que una vez tengas cerrada la fecha de la boda y el lugar de celebración es el momento de comenzar con las invitaciones de boda, con la elección del diseño  y su distribución.

En el post de hoy nuestra finca para bodas te explica todos los detalles debes tener en cuenta para el envío.

¿Cuando enviar las invitaciones de boda?

Aqui debes tener en cuenta el lugar de la boda, si los invitados viven en la misma ciudad donde lo vas a celebrar es aconsejable hacer la entrega con tres meses de antelación, pero si los invitados no residen cerca deberás enviarlas con un mínimo de seis meses de antelación para que tengan el tiempo suficiente para contratar el viaje y la estancia.

Lo mismo ocurre si la fecha de la boda coincide con la época estival de vacaciones (julio o agosto) en este caso también es conveniente enviarlas con un mínimo de seis meses de antelación, así te aseguras que aún no hayan contratado las vacaciones de verano.

Como organizar tu enlace en una finca para bodas

¿Cómo entregar las invitaciones impresas?

Si queréis seguir el protocolo intenta entregar las invitaciones en mano, por los menos a los invitados más allegados, familia, mejores amigos y compañeros de trabajo. Al hacerlo en persona les estás indicando que son especiales para ti y es una deferencia que agradecerán.
Si se da el caso que residen lejos de tu ciudad podrás mandarlo por correo o si la invitación es de diseño o de tamaño diferente a una carta lo mejor es contratar un servicio de mensajería para que no se dañe. En este caso lógicamente aumentará el coste y deberéis tenerlo en cuenta en vuestro presupuesto de boda.

 

Invitaciones de boda en fincas para bodas en MadridSi has decidido enviarlas por correo acercate a la oficina a entregarlas en mano, no las eches  al buzón de correos, en la oficina te asesorarán de la mejor opción de envío y del tiempo.

Es cierto que entregar las invitaciones de boda personalmente supone un gasto de tiempo tremendo por eso es bueno que pidais ayuda a vuestros padres para que por lo menos sean ellos los que lo entreguen a algunos familiares.

 

Muchas veces, se incluye un mapa del lugar de la celebración a demás de la invitación, en este caso no olvideis colocar un papel de seda entre la invitación y el mapa impreso, ya que la tinta de la imprenta puede ensuciarla.

Nuevas tecnologías

Si has decidido  ahorrar costes, la mejor opción es una invitación digital o una página web con un video o con una foto de los novios donde podrán ver el lugar de la boda, con un mapa interactivo y con todos los detalles que queráis indicar, hoteles cercanos, temática de la boda…,  En este caso tendríais que enviar a todos los invitados una newsletter personalizada con un diseño bonito con el enlace al sitio web.

Imprescindible tener todos los correos electrónicos de los invitados y tener en cuenta también los meses de antelación para el envío, que ya hemos indicado en este post.

Lo bueno de este tipo de invitaciones es que suelen llevar un formulario para confirmar su asistencia y es muy cómodo para los invitados y para los novios. Otra ventaja es que tendréis la posibilidad de subir las fotos de la boda una vez finalizado el evento para que todos los invitados puedan descargárselas y realizar incluso un video de agradacimiento.

 

¿Tienes alguna otra idea para el envío de las invitaciones de boda?